Salmón y blanco!

Aunque lo conocemos como un excelente manjar, no nos podemos olvidar que es un color muy tipico de las épocas más calurosas, ya que siempre aporta un toque de frescura y dulzura a nuestros outfits.

Tanto el color salmón como el coral, que dependiendo el tono muchas veces se confunden, son unas apuestas perfectas para salir de los tonos más oscuros del invierno, además la combinación de ambos es muy sencilla con el resto de los colores, y eso permite obtener resultados muy vistosos.

En mi caso la combinación no ha sido nada complicado, ya que la base es un total white, pitillos y camiseta básica, con el toque de color en las botas y la chaqueta, una combinación sencilla pero muy resultona.

Un look del que puedes tirar cuando necesitas un atuendo cómodo pero a la vez muy chic 😉

Muakaaaa!!!

Chaqueta: Primark

Pantalón: Mango

Botas:Hakei

Collar y anillo: Luxenter

LEAVE A COMMENT