Pink & burgundy velvet

Aun no has caído en los encantos del terciopelo esta temporada?….

Este tejido está por todas partes, tanto en las tiendas low cost, como en las grandes firmas, y es que creo que es una de esas texturas que son capaces de despertar tanto odio como amor, y lo digo en primera persona, ya que me puedo incluir en el primer grupo, cuando allá por los 90 me horrorizaba, pero con el paso de los años y las nuevas versiones que encontramos ahora me han hecho cambiar completamente de opinión.

El terciopelo llegó a Europa desde oriente en la Edad Media, donde se convirtió en el tejido predilecto de las clases más altas por su aire sofisticado y lujoso, que con su brillo elegante y calidez lo hacen perfecto para las estaciones más frías del año.

Aunque a veces nos puede resultar difícil de combinar, sólo hay que tener en cuenta unos pequeños detalles.

-Como bien os comentaba antes, son prendas cálidas, con lo que no es muy apropiado llevarlo cuando las temperaturas son altas.

-El terciopelo es perfecto para los looks de noche y eventos especiales, sobre todo en vestidos, es un clásico que nunca falla.

-Ojo a los complementos, el terciopelo en sí ya resulta un material pesado, con lo que evita collares recargados o bolsos muy llamativos, mejor toques simples, discretos y  dejar que el protagonismo se lo lleve la prenda en este tipo de tejido.

-Para el día también nos puede dar mucho juego, ya que combina a la perfección con el tejido denim, tanto en falda como en pantalones. Uno de los aliados perfectos para este tejido es la lana o el cachemir, con lo que atrévete con partes de abajo de este estilo.

-No te olvides, que no sólo se puede usar en prendas de vestir, sino que es perfecto para nuestros pies, tanto en zapatos de tacón, bailarinas o botas.

En mi look de hoy elegí total look de velvet, en primer lugar el vestido de ROMWE en un color rosa precioso, con un corte recto, cuello alto sin mangas y una bonita abertura en la parte delantera, que teniendo en cuenta la longitud del vestido es perfecto para poder caminar con naturalidad. En segundo lugar los salones en color granate del mismo tejido, que marcan el contraste del color claro del conjunto. Como complemento, un bolso color nude, sencillo y discreto, que cómo os comentaba arriba, no desvía el protagonismo del vestido.

Aquí os dejo las fotos del look de hoy, aunque evidentemente no salí así a la calle, llevaba un abrigo de pelo que no sale en las fotos.

Y vosotras en que grupo estáis, odio o amor???

Muaka!!!!

Vestido terciopelo de Romwe: aquí

Zapatos: Primark (au/w 16)

LEAVE A COMMENT