Oveja

Para enfrentarse a estos días de duro invierno no hay nada mejor que  prendas exteriores calentitas que te permitan ir por la calle sin morirte de frío,y que a la vez no tengas que ir demasiado abrigada por dentro, ya que cuando entras en cualquier sitio te sobra todo.

Uno de mis básicos para estas ocasiones, es este abrigo de oveja, que por supuesto, no es una oveja de verdad, sino que la imita y de verdad que el efecto calorcito que produce hace pensar que efectivamente vas acompañado de estos bonitos animales.

Para contrarrestar el color beige del abrigo de oveja he optado para el resto del look prendas en tonos bastantes oscuros. He elegido pantalones pitillo, bufanda y sombre en color burgundy,  jersey en color negro, y la chaqueta una mezcla de los dos, un fondo negro con jaspeado de color.

En los pies botas mosqueteras, de las cuales me declaro fan incondicional, una porque van bien con todo, dos porque son super cómodas y tres porque abrigan las pantorrillas de una manera increíble. Aunque creo que esto ya lo he dicho en multitud de ocasiones, no me cansaré de repetirlo, y espero que esta tendencia esté en auge mucho tiempo 😉

Hasta el próximo post,  muaka!

Abrigo: primark (old)

Chaqueta: oysho

Botas: zara (au/w 16)

Sombrero:old

Bolso: LV

 

 

LEAVE A COMMENT