NEGRO Y TACHUELAS

Hace tres o cuatro años me compré dos blusas iguales, simplemente cambiaban de color, una blanca y otra azul marino. Ambas eran de un tejido fluido y muy flesquito, y la manga de crochet, tan cómodas y versátiles que se convirtieron en piezas clave de mi armario.

Por eso cuando vi este vestido, lo tuve más que claro, ni siquiera me pare a pensarlo, fue directo para mi cesta.

Y no me equivoqué, era similar a las blusas, pero en vestido. Una prenda de esas que te aportan comodidad y muchas posibilidades., además sabía, que al igual que las blusas, le iba a sacar mucho partido 😉

En el look de hoy lo he combinando con sandalias gladiadores con tachuelas ( tachas obsesión 😍) ya que la jornada prometía ajetreada. Como complementos un bolso tipo caja y para mi pelo un bonito lazo, que no hace más que recordarme a mi niñez cuando mi madre me adornaba la coleta con bonitos accesorios.

Y es que me encanta que se hayan vuelto a poner de moda las diademas, coleteros, horquillas y demás ornamentos al más puro estilo de los 90’

Muakaaaa!!!

Vestido: zara

Sandalias: ash

Coletro: Stradivarius

Bolso: Valentino

LEAVE A COMMENT