Marchando otra de lunares!!!

Sabía que iba a caer en la tentación, lo que no sabía que iba a ser adictivo, y lo digo bien, si adictivo, porque los lunares se han convertido en una obsesión que llena mi armario esta temporada.

Y es que es un estampado bonito, refrescante y muy muy vistoso, también hay decir que dependiendo del diámetro de los topos unos son más adecuados que otros dependiendo la ocasión y la forma de la prenda, ya que jugando con esa geometría se consiguen estilos muy diferentes.

En el look que os presento hoy, el print es pequeño en un color negro sobre fondo blanco, pero no son círculos perfectos, sino que son geometría irregulares que los hacen mucho más graciosos. La gracia del vestido no sólo la aportan los lunares, sino los volantes que adornan la parte delantera en el cruce de la falda y los que forman las mangas, que lo convierten en una prenda muy fluida, y también  el corte en la espalda que deja entrever parte de esta.

Siguiendo con mis obsesiones, el outfit lo conviné con accesorios y zapatos de color buganvilia, que también se ha convertido para mi en el color de la temporada, ya que es un color que aporta alegría y vistosidad a cualquier look, sobre todo a este que es muy claro y continuo.

Os deseo un buen comienzo de semana, para l@s que esteis de vacaciones disfrutad mucho y los que nos toque seguir currando, ánimo que todo llega!

Muakaaaa

Vestido: zara(new)

Bolso: Purificación Garcia

Pendientes y Anillo: Luxenter

LEAVE A COMMENT