Atado a la espalda

Este verano estamos viendo una tendencia muy visual y como suelen decir de trampa ojo, es decir, prendas que son una única pieza, como los vestidos y monos, pero al llevar un corte en la parte delantera y un atado a la espalda da la impresión de llevar dos piezas, cuando en realidad solo es una.

Realmente el efecto es muy bonito y vistoso, y si a eso le añades el complemento de la temporada que son los botones delanteros y un color vistoso como el rojo el conjunto es perfecto, como el que llevo hoy de la marca SHEIN.

Es el tipo de vestido  al que se le puede sacar mucho partido, ya que tiene el punto formal e informal, y que le sienta de maravilla tanto el tacón como la sandalia plana, sólo tienes que decir como conjuntarlo según la ocasión 🙂

Muakaaaaa!!!!!


Vestido atado a la espalda: SHEIN (aquí)

Sandalias: zara

Bolso: Purificación Garcia

LEAVE A COMMENT